Jackpoteo

Escándalo de la lotería de los niños sacude a Italia

Artículo publicado en Domingo 19 abril 2015

milan-blindfolded-children

En 1999, la “Lotería de los niños con los ojos vendados” de Milán se convirtió en uno de los mayores escándalos de la historia de la lotería en Italia.

Un engaño de décadas

En el año 1999 un total de 9 personas fueron detenidas y condenadas por establecer los números ganadores de la Lotería Nacional de forma fraudulenta. Según ha declarado uno de los funcionarios del Ministerio de Finanzas italiano, encargado de vigilar la imparcialidad de los juegos de azar, los fraudes en la lotería no son hechos aislados. Tan solo entre los años 1995 y 1997 se registraron más de 100 casos de estafas y fraudes.

Cada semana los italianos invierten millones de dólares en este juego estatal. Durante el sorteo se ha de formar una cifra con una serie de números. Los números escritos en unas bolas de plata van del 1 al 99. El sorteo se realiza en diferentes ciudades italianas. El número ganador se obtiene con los números extraídos por inocentes niños, de forma simultánea, en 10 diferentes ciudades del país.

Este procedimiento garantiza la limpieza del juego y la imposibilidad de amaño al realizarse el sorteo en distintos puntos del territorio nacional. Sin embargo, la “Lotto” como se conoce popularmente a este juego, se convirtió en el mayor escándalo de la lotería y tardó más de una década en ser descubierto.

Menores sobornados

Al parecer, una organización criminal sobornó a los niños que cada semana se encargan de elegir los números del interior de un bombo. El bombo giratorio contiene una serie de bolas de plata numeradas. Los estafadores pedían a los niños que solo eligiesen las bolas más brillantes.

Los menores, en su mayoría procedentes de orfanatos, o relacionados con funcionarios del ministerio, se ceñían a las órdenes recibidas con total naturalidad. Para garantizar la imparcialidad, los niños debían extraer las bolas con los ojos vendados. Sin embargo los estafadores les enseñaron a reconocer las bolas más brillantes a través de las vendas con las que les tapaban los ojos.

La Policía centró sus pesquisas principalmente en Génova y Roma. Desde el descubrimiento de la estafa las autoridades decidieron realizar los futuros sorteos en el centro de Roma, rodeados de cámaras de televisión y estrechamente vigilados. Hasta entonces se realizaban en una decena de ciudades de todos los rincones del país.

Una tradición con solera

Tras salir el fraude a la luz, las ventas de billetes de lotería se desplomaron en Roma. Sin embargo en la actualidad los italianos vuelven a hacer sus apuestas semanales con total normalidad.

Las apuestas de números es una tradición ancestral, particularmente en el sur de Italia. Aunque se sugirió que para impedir el fraude, la extracción de números se realizara de forma automática, dicha propuesta finalmente no fue aceptada. Cada año, la Lotería Nacional

Más artículos

Sus comentarios

No hay comentarios todavía. ¡Sé el primero!