Jackpoteo

China condena a cadena perpetua a un hombre acusado de estafa en la lotería

Artículo publicado en Lunes 20 abril 2015

chinese-lottery-stall

Un lotero chino es condenado a cadena perpetua por descubrir un método que permite ganar en la lotería. El hombre descubrió en el año 2005 un defecto en el sistema de lotería estatal.

Dicho defecto consistía en un desfase de varios minutos en los que era posible sellar un boleto una vez que ya habían salido los números ganadores. Con esta información se podía rellenar el boleto con los números de la suerte y sellar el boleto hasta unos 5 minutos después de realizado el sorteo. El desfase de esos pocos minutos hubiera debido resultar prácticamente inapreciable y no despertar ningún tipo de sospechas.

Cuando la suerte se vuelve adversa

Zhao Liqun, un lotero chino de 39 años se percató de un fallo en el sistema que permitía sellar billetes de lotería después de que se hubiese realizado el sorteo. Gracias a su descubrimiento pudo embolsarse más de 3.500.000 dólares. Una cantidad suficiente para pasar el resto de sus días sin preocupaciones. Sin embargo, a veces la fortuna se vuelve adversa.

El peso de las leyes chinas

El lotero Zhao Liqun fue condenado a cadena perpetua tras embolsarse más de 3.500.000 dólares gracias a un fallo en el sistema de loterías chino. Zhao Liqun regentaba en su país 3 kioskos de loterías cuando en el año 2005 se percató de un detalle que primero lo convertiría en millonario y después lo llevaría a dar con sus huesos a prisión por el resto de sus días.

Liqun se dió cuenta de que el sistema de lotería nacional tenía un fallo que permitía comprar cupones premiados hasta unos minutos después de que el sorteo se hubiese realizado y hubiera salido ya la cifra ganadora.

De esta forma, el avispado lotero realizó varias apuestas ganadoras que le convirtieron en millonario, al reportarle un total de 3.76.000 de dólares. Su método para hacerse millonario no había despertado sospechas y podía haberle traido muchas más satisfacciones y nuevos premios.

El lotero convertido en millonario, lejos de guardar su secreto bajo siete llaves, animaba a sus amigos y conocidos a que comprasen los billetes premiados tras haberse realizado el sorteo y los cobrasen a través del Centro de Lotería del Bienestar de Lianing.

Cuando este centro se vio desbordado con una repentina avalancha de premios millonarios, inició una investigación para esclarecer los hechos. Una vez que se detectó que muchos de los premios que se presentaban al cobro eran ilegales y estaban sellados después de la hora del sorteo, se puso el hecho en conocimiento de la Policía. Esta comenzó a investigar hasta llegar al lotero indiscreto. De esta forma, Zhao fue arrestado y condenado.

Las leyes chinas son especialmente severas en los casos de fraude y engaño. El peso de la ley cayó sobre Liqun y terminó de un plumazo con sus lucrativas actividades.

Finalmente el Tribunal condenó a Zhao a cadena perpetua por delito de fraude continuado y todos sus bienes y ganancias han sido confiscadas.

Más artículos

Sus comentarios

No hay comentarios todavía. ¡Sé el primero!